Desde Cuba hasta Italia, We Love Flamenco se empapa de culturas

Será original del sur de España, pero el traje de flamenca no podrá negar su sitio entre las altas modas, y es que también se llena de inspiración de todos los sitios del mundo.

La Habana y la Dolce Vita han vestido la pasarela de We Love Flamenco en una jornada que ha comenzado con el lado solidario de esta plataforma para la moda flamenca. El desfile benéfico de la Fundación Sandra Ibarra frente al cáncer ha dado el pistoletazo de salida a esta tercera jornada de desfiles, siendo las modelos pacientes del Hospital Virgen Macarena que luchan contra esta enfermedad.

Así, Sandra Ibarra no ha querido perderse esta cita ineludible: “Ya estamos soñando con el desfile del año que viene”, confiesan las integrantes de la fundación.

Belén López, Mariola Orellana, Paloma Lagom y Óscar Higares han visto desde el front row, junto a Laura Sánchez, las colecciones de las siguientes firmas: Lola Azahares, Ángeles Fernández, Fabiola, Rocío Olmedo y Pablo Retamero/Juanjo Bernal.

Lola Azahares ha revestido de magia la pasarela situada en el Salón Real del Hotel Alfonso XIII para mostrar ’Encantamiento’, sus propuestas para el 2019 llenas de gasas, linos, sedas y satén.

La segunda de la tarde en presentar colección ha sido Ángeles Fernández, quien se ha inspirado en su propia trayectoria: “Mi verdadera flamenca y cómo ha evolucionado”, es lo que, en palabras de la diseñadora, los amantes de la moda flamenca que se han dado cita en We Love Flamenco han podido ver. Destacan sobremanera los tonos empolvados como el rosa nude y el malva, y los mikados y tules, en su colección compuesta por más de una veintena de propuestas.

La ya emblemática Fabiola ha mostrado su colección para esta temporada, dedicada a la mecenas Cristina Heeren, quien tampoco ha querido perderse este desfile. “Tenía su fundación y escuela junto a mi casa y yo oía a diario zapateos y rasgueos de guitarra que me encantaban”, recuerda la diseñadora Fabiola, que ha creado con tejidos, en su mayoría, sedosos esta colección, en la que destacan los lunares de terciopelo. Con complementos y mantones exclusivos, ‘Mis sueños flamencos’ ha quedado redonda y llena de tonos verde agua, coral y fresa.

Hasta Cuba se ha ido la sevillana Rocío Olmedo, con su colección ‘Son de lunares’, que ha llenado la pasarela de color y movimiento. Talles tan altos como bajos han contrastado en sus diferentes diseños, llenos de gasas, viscosa y batistas. Toda una sorpresa ha sido el show de este desfile, para el cual hasta el regidor y director Javier Villa ha entrado por la puerta, acompañado del cuerpo de modelos de GO! Eventos y Comunicación.

“La reacción del público que ha roto a aplaudir, no tiene precio”, confiesa Javier antes de volver a tomar la batuta del último desfile del día. Pablo Retamero/Juanjo Bernal han sido los encargados de poner el broche de oro a esta tercera jornada de We Love Flamenco, con una colección inspirada en laDolce Vita italiana. Las vespas, las gafas de sol y los pañuelos en el pelo no han faltado en los estilismos de este par de diseñadores.

“Nuestra nueva colección flamenca nace de un sentimiento abrumador e inolvidable que surge de una mujer durante un encuentro ambientado en la Sevilla de los 80, en la que ésta, de procedencia italiana, descubre nuestra ciudad y queda enamorada del arte flamenco y de su folclore”, explican, después de abandonar los tonos dulces y románticos de temporadas pasadas, por otros más contundentes y vibrantes como el amarillo lima o el azul añil.

“Una puntualidad rigurosa ha sido la del día de hoy, gracias al trabajo interdepartamental de nuestro magnífico equipo o, más bien, familia que compone We Love Flamenco”, ha declarado Laura Sánchez, codirectora de GO! Eventos y Comunicación.