Foronda inaugura el segundo día de desfiles. Carmen Acedo hizo brillar sus míticos volantes canasteros sobre la pasarela de Lepe. Manuela Macías llenó su desfile de lunares y flores.

 

Completo fue el segundo día de Lepe Loves Flamenco, con una jornada de sábado compuesta por media docena de desfiles.

Foronda abrió con sus clásicos mantones. Inspirados en el colorido encargado de anunciar a los sentidos la llegada de la primavera andaluza, la nueva colección de Foronda se compuso de cerca de una treintena de propuestas donde se vieron mantones bordados de seda natural, mantillas y también velos de seda y rayón de seda.

Antonio Serrano y Juana Chaves, quienes sacaron a la pasarela sus propuestas bajo el nombre de ‘100% Flamenca’. Así fueron las flamencas de estos diseñadores, llenas de tendencias, pero “respetando el traje de gitana original”, según explican ambos. Fueron muchos los colores que llenaron las creaciones de Antonio Serrano y Juana Chaves, quienes apostaron por talles tan altos, como bajos, y mangas llenas de volantes de capa y espaldas con escotes bajos. Los estampados florales fueron, junto a los lunares, las claves de sus propuestas, donde no faltaron los trajes más cómodos y las batas pensadas para las romerías.

La diseñadora afincada en Lepe, y de nueva hornada,  Úrsula Sánchez, presentó ‘Locura’, una colección con aire de feria, donde las flamencas tuvieron un toque de sofisticación, que no llegó a eclipsar la esencia clásica y carismática del volante, el lunar y la flor. Las flamencas más presumidas fueron las de Úrsula Sánchez, cuyos trajes estuvieron confeccionados en su mayoría en satén de lycra, organdí y crespón.

El Madroñal

‘De Sal y Cobre’, la colección de la firma El Madroñal fue la siguiente que pudo verse sobre la pasarela montada en la Casa-Hermandad de Ntra. Sra. de la Bella. Una colección, inspirada íntegramente en “las vivencias de dos raíces: la mar y la mina”, explican desde la firma. Fueron, por tanto, creaciones confeccionadas con tejidos fluidos las que llenaron el desfile de El Madroñal, todas ellas con mucha caída y gracia en el movimiento. Los estampados protagonistas fueron los lunares, combinados debidamente con encajes, que buscaban “una flamenca femenina, elegante y sensual”.

Desde Triana llegó Carmen Acedo, la penúltima en presentar sus propuestas para la temporada flamenca 2018 sobre la pasarela organizada por el Excmo. Ayuntamiento de Lepe y la agencia GO! Eventos y Comunicación. ‘Caléndula’ es el nombre de la colección que la sevillana llevó hasta Lepe, y en la que el rojo destaca como protagonista, y es que “como la vida misma, es pura pasión”, reconoce la diseñadora. Los plumetis, las ganas, los algodones y los linos fueron los tejidos clave de las creaciones de Carmen Acedo, que aligeró sus trajes, aún llenos de encajes, buscando la ligereza y la comodidad de las flamencas. Una vez más, los míticos volantes canasteros de la diseñadora sevillana volvieron a ser los reyes de la colección, junto a alguna que otra creación más innovadora.

Manuela Macías

El broche a este segundo día lo puso la firma onubense Manuela Macías con su colección de 2018. Trajes llenos de movimiento y volantes de todo tipo. Las combinaciones de estampados florales y lunares ocuparon la mayoría de las creaciones, y la gama de colores bailó por todo el arcoíris, destacando los verdes, blancos, negros y turquesas. Flores bordadas completaban y redondeaban los vestidos de Manuela Macías, donde también destacaron los volantes y los flecos, que a modo de chorreras, ocupaban desde los escotes hasta los bajos. Destacaron, además de los trajes de una pieza, los conjuntos de falda y blusa, más recomendables para las romerías.

Sin ellos no es posible

PATROCINADORES OFICIALES

PATROCINADORES

 

COLABORACIÓN ESPECIAL

 

 

MEDIOS OFICIALES