Jueves de We Love Flamenco, flamencas de vino fino.

Un año más el sombrero de ala ancha más famoso del mundo ha estado apoyando nuestra moda flamenca en Sevilla.
Ya es usual que los invitados de los diseñadores participantes en We Love Flamenco puedan disfrutar de una copa de Tío Pepe después de ver cada desfile. Una seña de identidad distinguida e inigualable. Hay verdaderos placeres en un desfile de mod:  luz , sonido, diseño, texturas…una explosión para los sentidos y no se nos ocurre nada mejor que acompañar estos momentos con el mejor vino fino del mundo, en We Love somos de Tío Pepe.

 

El segundo día de We Love Flamenco estuvo cargado de moda, y es que el traje de flamenca se reafirmó como vanguardia en cada una de las colecciones que se vieron. Creatividad y frescura la que trajo Laura de los Santos, quien ha desfilado por primera vez como diseñadora profesional tras ganar el concurso de noveles WLF,y  no ha dejó indiferente a nadie. Frescura y diseño pret a porter para las flamencas más atrevidas.

Manuela Martínez  nos llevó de “Safari”,  dando forma a una colección confeccionada con tejidos llenos de caída y también, en su mayoría, color tierra.

Ángela & Adela, estas diseñadoras sevillanas ha sabido crear una colección llena de gasas y puntos de seda, boales de algodón y otros tejidos de lo más liviano, que han dado forma a los diseños más románticos de WLF. El estilo inconfundible de Ángela y Adela, la alta calidad de sus tejidos y su confección artesana son la muestra palpable de que la moda flamenca también puede ser alta costura.

‘Sorprendentemente flamenca’ ha sido el nombre con el que la firma Flamenca Pol Núñez ha bautizado sus diseños para esta temporada. “Me voy poco a poco encerrando en mi taller, en mi misma, aislándome de casi todo; sin saber muy bien que quiero y con los ‘miedos’ lógicos de alguien que sigue creyendo que no todo está inventado, pero que lleva ya más de 25 años haciendo trajes de flamenca”, explica Delia. En su colección está el ya mítico chubasquero plagado de lunares que arrancó el aplauso de los presentes en el Salón Real del Hotel Alfonso XIII.

 

Eloy Enamorado llegó con “Pepa”, una colección sobria y elegante, llena de colores planos y tonos grises en sus primeras propuestas pero que en la segunda parte del desfile fue mucho más colorida, étnica e incluso tribal. Con sedas naturales, organzas y mikados como tejidos principales. Lorena Gómez (‘OT’) y la miss Ángela Ponce desfilaron con este diseñador, que en el año 2014 fue el ganador del Certamen de Noveles de WLF.

Sin ellos no es posible

PATROCINADORES OFICIALES

 

PATROCINADORES


    

 

COLABORACIÓN ESPECIAL

 

 

MEDIOS OFICIALES