La plataforma que apuesta por el futuro es Viva by WLF

La moda flamenca más emergente y alejada de convencionalismos, junto a IQOS

Tras conocer a la ganadora del Certamen de Diseñadores Noveles WLF 2019, continuamos repasando las colecciones de las firmas emergentes del panorama flamenco, vistas en la primera jornada de Viva by WLF, de la mano de IQOS, colaboración especial en We Love Flamenco 2019.

IQOS es un dispositivo electrónico que calienta el tabaco en lugar de quemarlo, una innovadora y mejor alternativa para los fumadores adultos, que hace que nos olvidemos del humo, la combustión y el olor que dejan los cigarrillos convencionales. Así, lejos de todas las convenciones, nos disponemos a ver por qué nuevas tendencias y vanguardias apuestan los diseñadores y firmas más emergentes del panorama de la moda flamenca.

En primer lugar la marca Errepé, línea industrial creada por la diseñadora de moda flamenca Rocio Peralta, que ha presentado su nueva colección ‘Jaleo’, llena de algodones, popelines, plumetis y tejidos perforados. Sus cerca de 40 propuestas para la temporada flamenca 2019 se han inspirado en la alegría de Andalucía, Sevilla, su feria, así como en la romería de El Rocío.

La firma Engalana se ha inspirado en las raíces de su pueblo para crear su nueva colección. El algodón, el popelín y el neopreno dieron forma a las creaciones llenas de estampados florales, acuarelas y también cuadros, que han bailado entre los tonos vivos, pasteles y empolvados.

Gran expectación para ver a la firma de moda masculina Solisparra Fashion, que desde Córdoba ha traído su colección Fusión, basada en los orígenes fenicios y de las diversas civilizaciones asentadas en la rivera del Guadalquivir. Su colección lleva la moda flamenca al terreno masculino, proponiendo looks llenos de colorido y confeccionados con sarga, licra, neopreno, terciopelo y sedas, entre otros.

Johanna Calderón dedicó a su madre Purificación su colección, inspirada en la mujer andaluza, sus raíces, su pasión por Andalucía, por Sevilla y por Cádiz. “Una mujer que ama el mar, el olor y el sonido de las olas. Ella es verano y Semana Santa”, explicaba la diseñadora. El negro, el blanco y el rojo han sido los protagonistas de sus propuestas, también pintadas de verdes, fucsias y morados, y llenas de volantes.

La joven Lucía Herreros cerró los desfiles de esta primera jornada, con una más que bonita colección inspirada en sus raíces: Marruecos, Ceuta y Cádiz. El blanco, el amarillo y el melocotón coquetean con los malvas y el azul eléctrico en unas propuestas llenas de satén, gasas, creps y muchos bordados, además de lunares.